¿Tu gato tiene asma? El asma felina es una de las patologías respiratorias que se da con mayor frecuencia entre gatos jóvenes y de mediana edad. Entre los signos más comunes que nos pueden revelar que nuestro felino padece este problema, destacan la tos crónica con episodios recurrentes y las dificultades para respirar.

El asma felina está causada por la inflamación de las vías respiratorias bajas (bronquios) o los pulmones. Se trata de una patología crónica que en la mayoría de ocasiones surge como consecuencia de la inhalación de algún tipo de sustancia irritante como polen, tabaco, polvo, productos de limpieza o moho.

Estos irritantes producen la contracción del bronquio con el objetivo de evitar que estas sustancias alcancen el pulmón.

Síntomas del asma felina

Entre los síntomas más habituales en pacientes con asma felino o bronquitis felina podemos encontrar:

  • Tos (suele ser el principal síntoma)
  • Sibilancias respiratorias (ruidos anormales a la hora de respirar que se pueden llegar a escuchar sin fonendoscopio)
  • Dificultades respiratorias
  • Intolerancia al ejercicio y excesivo cansancio
  • Secreciones nasales

Con menor frecuencia también se pueden dar episodios broncoespasmos agudos que consisten en un estrechamiento más acusado de las vías respiratorias que provoca síntomas como los anteriormente mencionados y a los que se le puede sumar dolor y sensación de opresión en el pecho. Suelen producirse tras la realización de ejercicio.

Diagnóstico del asma felina

Debido a que existen otras enfermedades que presentan síntomas muy parecidos al asma felina, como son las infecciones bacterianas, la insuficiencia cardíaca y los parásitos respiratorios resulta importante que realicemos un examen médico que nos permita descartar el resto de patologías.

Es necesario realizar las pruebas analíticas pertinentes con objeto de diagnosticar de manera precisa si tu mascota sufre de asma felina. Para ello, una vez descartadas otras opciones, se realiza una radiografía de tórax que en la mayoría de casos nos permite aproximarnos con precisión al diagnóstico correcto.

Finalmente, se puede realizar un lavado broncoalveolar, prueba diagnóstica para la que se anestesia al animal y que consiste en introducir cierto volumen de suero salino a través de un tubo traqueal. Este suero se recoge durante la prueba y se analiza en busca de eosinófilos, los cuales se encuentran en niveles elevados en gatos que padecen asma felina.

Tratamiento del asma felina

El tratamiento del asma felina tiene dos objetivos principales: controlar y reducir la intensidad de los ataques de asma y tratar las causas y síntomas responsables de la enfermedad como la inflamación y broncoconstricción (estrechamiento de las vías aéreas que dificulta la respiración del felino). 

Una cuestión fundamental es acudir al veterinario para que sea éste el que prescriba e indique el tratamiento más adecuado en función de la fase en la que se encuentre y la importancia que revista el asma del paciente.

En TUCAN Centro Veterinario en Fuengirola te prestaremos la mejor atención veterinaria, fruto de nuestra amplia experiencia y gran equipamiento técnico.

A la hora de controlar y estabilizar los ataques de asma aguda, se ha de minimizar el estrés del animal durante el mismo y tratar de proporcionarle el oxígeno y dilatar los bronquiolos con objeto de normalizar la respiración del gato. Esto se hace a través de la administración de tratamientos de acción rápida como prednisona u otros broncodilatadores que ayudan a controlar la crisis asmática, lo que se acompaña de otros tratamientos dirigidos a minimizar y controlar los efectos de la enfermedad a largo plazo.

Consejos para evitar ataques de asma de tu gato

Debemos vigilar que nuestro gato no entre en contacto con irritantes que puedan dar lugar a un episodio de asma. Para ello podemos seguir los siguientes consejos:

  • Evitar la acumulación de polvo en nuestro hogar (alfombras, muebles, etc)
  • Comprar arena para gatos libre de polvo
  • Evitar la exposición del felino al humo del tabaco
  • Procurar que no entre en contacto con insecticidas u otros aerosoles.
  • Ser cuidadoso con el uso de productos de limpieza para evitar que inhale los vapores que algunos desprenden

Esperamos que esta serie de consejos os sean de ayuda a la hora de saber identificar y prevenir el asma felina y cuidar así mejor de la salud de vuestro gato.

Ante cualquiera de los síntomas mencionados en el artículo es importante que acudamos al veterinario para que sea este el que realice un examen del estado de salud de nuestra mascota, ya que el diagnóstico precoz siempre constituye nuestra mejor arma para proteger la salud y mejorar la calidad de vida de nuestro animal.

Visitar al veterinario es lo más recomendable si nuestra mascota sufre un ataque de asma agudo en el que observemos que padece dificultades para respirar.

Además, también hay recalcar la importancia de que nuestro veterinario de confianza realice un seguimiento de la evolución de nuestro gato, para controlar los síntomas y consecuencias de la patología.

TUCAN Centro Veterinario en Fuengirola, más de 10 años de experiencia al servicio de la salud de tu mascota

En TUCAN Centro Veterinario en Fuengirola te brindaremos la mejor atención veterinaria para diagnosticar de forma rápida y precisa si tu mascota padece asma felina y en caso afirmativo ofrecerte el tratamiento más idóneo para que tu felino disfrute de la mejor calidad de vida posible y minimizar la aparición de episodios de asma.

 Pide tu cita

#FrenarLaCurva